¿Cómo usar correctamente un champú clarificante?

Champú clarificante, la limpieza profunda que has de incorporar a tu rutina capilar | Sofía Black

El otro día una amiga me contaba lo disgustada que estaba con su champú. No le gustaba nada como le dejaba el pelo y se había dejado un buen dinero en él. Cada vez que lo usaba, notaba que el pelo se le quedaba muy seco y, además, poco manejable. Cuando me lo enseñó… ¡HORROR! Enseguida lo vi claro :) Era un champú clarificante. Mi amiga, lo estaba usando como si se tratase de un champú normal para el día a día, y esa rutina de lavados frecuentes le estaba dejando el pelo fatal.

Cuando le conté para que se utilizaba ese tipo de champú, y que con usarlo 1 o 2 veces al mes era más que suficiente, no se lo creía :)

Te resumo brevísimamente lo que le conté sobre los champús clarificantes.

Leer más…

La revolución de los niños con pelo rizado ¡Cambia el chip!

La revolución de los niños con pelo rizado ¡Divierte!

Soy novata en esto de “la vuelta al cole”. Ahora mismo estoy en mi primera semana. ¡Novatísima! Mi hija mayor ha comenzado su vida escolar y salir de casa a tiempo es un verdadero milagro :). De momento, esta es la rutina que estamos siguiendo en casa: levantarse y desayunar, vestirse, lavarse (los dientes incluidos), y por último, ¡PEINARSE!

Creo que ahí, es donde se crea el mayor cuello de botella; sobre todo si el niño tiene el pelo rizado.

¡Keep calm and love the natural hair!

En estos pocos días, he oído a varias madres comentar delante de los peques que el propio pelo de sus hijos no les gusta. Imagino que lo dicen sin mala intención, queriéndose referir al tedio de desenredar el pelo, peinar, cuidar…  y no al tipo de pelo de los niños, en sí mismo.

Pero créeme cuando te digo, que sea como sea, eso es un mazazo para la moral y la autoestima de cualquiera. 

Si no le gusta tu pelo a tu madre, ¿a quién le va a gustar? ¡Esas cosas no se olvidan!

¡Cambiemos el chip!

Para cambiar las cosas, primero tenemos que cambiar nosotros mismos; muchas veces, con modificar pequeños detalles es más que suficiente. Sustituir el discurso negativo sobre el pelo rizado/afro, por uno que transmita orgullo y amor propio, puede suponer una gran diferencia.

¡Venga! ¡Vamos a intentarlo! 

Leer más…

Pin It on Pinterest